Canción actual

Título

Artista

Programa actual

Nina Sin Parar !

08:00 10:59

Programa actual

Nina Sin Parar !

08:00 10:59


Review Xiaomi Mi TV P1 de 55”

Escrito por el 5 de marzo de 2022

Ver la nota original: Review Xiaomi Mi TV P1 de 55”

Finalizado el 2021, Xiaomi presentó en Chile un nuevo segmento de negocio: televisores. Mercado en el que si bien la compañía no es nueva, sí lo es para esta parte del mundo, específicamente para nuestro país. Su serie de Mi TV P1 está disponible en versiones de 32″, 43″, 50″ y la más grande de 55″.

Por sus características iniciales, al menos en el papel, estamos ante televisores que buscan competir en el segmento de la gama media de las tv, pero de todas maneras nos dejaremos sorprender por estas prestaciones.

En el protagonista de nuestro review, la versión de 55″, cuenta con un panel LCD VA 4K de 55 pulgadas, la cual soporta tecnologías como Dolby Vision, HDR10+, HDR10 y HLG, pudiendo alcanzar una cobertura de color de 94% del espacio de color DCI-P3. A todo esto se suma un procesador MediaTek MT9611, 2 GB de RAM, 16 GB de almacenamiento y el sistema operativo Android TV 10.

Ante de comenzar con el review queremos agradecer a nuestros amigos de Xiaomi por facilitarnos esta unidad. Sin más preámbulos: ¡Vamos con el review!

Diseño

Como es costumbre vamos a comenzar hablando de la parte exterior del terminal. La nueva Xiaomi Mi TV P1 es un panel bastante imponente, obviamente, considerando las pulgadas con las que esta cuenta. Aunque de todas maneras no tiene nada llamativo que nos genere una mala sensación.

Respecto a la construcción del televisor, tenemos un único material para su construcción: plástico. El cuerpo completo del televisor está construido en base a este material y se nota, aunque tampoco es algo raro en esta categoría de tv’s y en verdad tampoco abandona el diseño y elegante con el que se presenta. Su construcción completamente negra le entrega cierta sobriedad y la continuidad al diseño, aunque no tendrá nada que resalte.

En cuanto a sus dimensiones, tenemos un ancho de 1.243 cm, 78,2 cm de alto y 25,5 cm de grosor, no es el más delgado aunque tampoco es algo molesto. De peso estamos ante 11,9 KG por lo que manejarlo tampoco será gran trabajo pero obviamente se recomienda hacerlo entre dos personas, considerando principalmente su tamaño.

Se seguimos hablando sus características en cuanto a presentación, el televisor cuenta con biseles bien reducidos y cuidados, aunque de todas maneras podremos notar su presencia. En el marco inferior, obviamente, tendremos un mayor grosor y encontraremos el logotipo de “Mi”. Por el costado inferior del televisor y bajo el logotipo, tendremos un espacio iluminado en el que encontraremos el botón de encendido y un activador/desactivador del micrófono incorporado en el televisor para el reconocimiento de voz.

La patas de la nueva Xiaomi P1 de 55″ están construidas también en plástico y tiene forma de V, lo que permite darle amplia estabilidad al televisor. Gracias a la postura ancha y amplia en sus extremos, el dispositivo permanecerá firme en su lugar incluso hasta en movimientos. Obviamente debes considerar el espacio que ocupan estas para elegir un mueble donde instalar tu nueva tv.

Si hablamos de entradas, en la parte trasera tendremos acceso a diferentes puertos, todos se encuentran en el mismo lugar en forma de L, por lo que algunos estarán en dirección hacia abajo y otros hacia el lado izquierdo. Entre estos últimos encontraremos 2 USB 2.0, 1 HDMI 2.1 con ARC, 2 HDMI 2.0 y una salida para auriculares. Por el otro lado tendremos la entrada Ethernet, 1 entrada para antena, la salida para el cable digital óptica, una entrada satelital y los clásicos puertos RCA.

Que los puertos HDMI estén hacia un costado se agradece, esto les permite mayor y mujer acceso, y espacio, en caso de que queramos conectar algún dispositivo externo.

En conclusión y en materia de diseño, la nueva Xiaomi Mi TV P1 de 55″ no será un televisor que llame la atención por este apartado, pero sí logra cumplir de muy buena forma. Estamos ante detalles muy bien cuidados y logrados, aunque nada novedosos. Su construcción en plástico, de todas maneras es algo que se entiende y acepta considerando la gama en la que compite.

Pantalla

Ya entrando en materia, estamos ante un panel AV con un máximo de resolución 4K 3840 x 2160 pixeles. El panel LCD, construido por TCL, cuenta con una taza de refresco de 60 Hz, profundidad de color de 8 bits + FRC y retroiluminación LED periférica, de la cual ya hablaremos.

Las versiones de 43 y 50 pulgadas incorporan un panel IPS, en el caso de esta unidad de prueba, y al ser VA, lograremos mejores contrastes nativos aunque con el costo de contar con menos brillos y con ángulos de visión un tanto más reducidos. De todo esto ya hablaremos.

Analizando sus características, de lo primero que vamos a hablar es de los contrastes. En cifras, tenemos una relación de 4490: 1, lo que podríamos considerar bastante bueno para este tipo de paneles. Desde mi experiencia tenemos contrastes y negros muy bien logrados, lo que se agradece en paneles con esta tecnología. Aunque estos claramente no llegarán al nivel de un OLED, de todas maneras son muy destacables, lo que se agradece.

Considero que el brillo es uno de los aspectos más negativos del televisor, y esto es algo que se nota. Si bien Xiaomi no entrega este dato, algunas mediciones le han dado un brillo que ronda los 350 y 400 nits. Desde la visión estándar y sin HDR, la capacidad de brillo se ve muy reducida y se nota. A lo que le sumamos que prácticamente no tiene capacidad antirreflejos, en las fotografías podrás notar fácilmente el reflejo de todo lo que esté frente al televisor y ante una mayor cantidad de luz en la sala.

Colores

Como decíamos, la nueva Xiaomi P1 de 55″ ofrece una profundidad de color de 8 bits + FRC. Al contar con la tecnología Frame Rate Control (FRC), el televisor podrá generar espacios de color más amplios al utilizar pixeles adyacentes de colores distintos, lo que nos genera una sensación de estar ante más colores.

Características que le permiten llegar a una gama de colores del 88% NTSC, 94% DCI-P3 y el 99,5% BT709. A pesar de que es un aspecto mejorable, el rango de colores de la P1 es más que aceptable y supera todo tipo de expectativa en este apartado.

Ángulo de visión

Como era de esperarse, y ante un panel VA, los ángulos de visión de la Xiaomi Mi TV P1 de 55″ son menores a los que podríamos encontrar en un panel IPS y, por supuesto, en un OLED. En especificaciones, la compañía sostiene que tiene ángulos de visión de 178 grados.

En la práctica, estos no son los mejores, puesto que al contar con una inclinación entorno a los 45° ya comenzamos a perder colores y a tener una capa blanquecina en la imagen. A pesar de ser algo esperable por la tecnología empleada, es algo que debes considerar a la hora de instalar el televisor.

¿Local dimming?

La “local dimming” o atenuación local es la tecnología que permite mejorar la relación de los contrastes en las escenas oscuras y consigo atenuar las zonas de luz del fondo. Sin embargo, en la Xiaomi P1 no contamos con esta tecnología, en su reemplazo tenemos la retroiluminación LED periférica.

La utilización de esta tecnología nos demuestra del tipo de características y gama en la que se mueve el televisor. En la práctica, la tecnología cumple de muy buena manera ya que al actuar dicho algoritmo para esta retroiluminación, la iluminación que tendremos en los bordes estará bien refinada.

En términos generales esta retroiluminación cumple de muy buena manera y cumple por sobremanera el objetivo de la tecnología. Claro, si es que la exigimos aún más ahí si notaremos que los bordes una imagen muy clara en un entorno negro, tenderá a tener unos bordes más iluminados.

HDR

Antes de hablar del HDR que incorpora el televisor, hablemos un poco de esta tecnología. Explicado muy en simple, los metadatos HDR es información adicional enviada junto a la señal de video, que interpreta cómo mostrar de la mejor manera el contenido. Para esos metadatos existen diferentes estándares de HDR, como el HDR10M, HDR10+ y HLG.

Con esta tecnología el televisor mostrará una amplia gama de colores y de brillo. En el caso de la Xiaomi P1, incorpora los tres tipos de metadatos. En la experiencia de uso sin embargo, la falta de brillo que ya comentábamos afecta la calidad que podríamos esperar en el contenido HDR.

Con eso no quiero decir que el contenido luzca mal o simplemente defraude, por el contrario. Estamos ante una tecnología que entrega muy buenos resultados, sobre todo por colores y calidad, pero que no es algo que deslumbra debido a la falta de brillo.

Frecuencia de movimiento

Como señalábamos más arriba, estamos ante un panel con una taza de refresco de 60 Hz, lejos de los 120 Hz que algunos televisores incorporan, pero que se entienden considerando la gama y rango de precio en el que se mueve la nueva Xiaomi P1.

Pero en este apartado, Xiaomi incorporó la tecnología Motion Estimation (MEMC), la cual tiene por objetivo compensar las imágenes para que el movimiento sea más suave y no perdamos nitidez. Desde mi experiencia, aquello entrega una muy buena calidad de movimientos y genera una fluidez óptima sin llegar a hacerla falsa. Punto muy destacable para Xiaomi.

Uno de los puertos HDMI (el 2) incorpora la tecnología eARC, y todos ellos con ALLM, el que permite que el televisor entre automáticamente en modo baja latencia, pero no incorpora VRR, que es la frecuencia de refresco variable. Todo esto nos permite utilizar parcialmente la el HDMI 2.1

Con todo esto te preguntarás si es un televisor que podamos utilizar con consolas y para juegos. A pesar de tener un muy buen desempeño y un input lag bajo, no creo que sea la más recomendable considerando la taza de refresco que tiene. Si no buscas emplearla exigentemente para juegos, entonces te responderá de manera muy óptima.

Experiencia personal

Ya hablamos de las características y métricas del televisor, ahora lo haremos desde la experiencia más personal. En términos generales estamos ante un dispositivo que no se disminuye ante la competencia. Si hay algo que destacar en cuanto a su imagen en la relación de contraste con la que cuenta, eso sumado a la capacidad de color que esta alcanza permite entregarnos una gran experiencia.

A lo que se suma la suavidad en las transiciones y la gestión de movimientos en el panel, lo que hace notar su tecnología y gran capacidad.

En el sentido opuesto encontramos su brillo, sin duda bajo la gran mayoría de las circunstancias notarás una falta notable de brillo en el panel VA. Donde más vamos a notar esta carencia es en el contenido HDR, el cual, según mi opinión, impide poder notar completamente el contenido como quisiéramos. A pesar de eso, tenemos una muy buena relación con los negros y los contrastes, como ya lo decía anteriormente.

Audio

En la parte inferior del televisor nos encontraremos con dos parlantes, los cuales tienen 10 W cada uno. Además de aquello, incorpora la tecnología Dolby Audio y dts-HD, este último corresponde a un formato de codificación de sonido envolvente digital de alta definición desarrollado por DTS para uso en cine en casa.

A pesar de sus características, el audio del televisor es uno de los puntos más débiles con los que cuenta. Estamos ante un sistema de audio que prioriza los agudos y es carente de bajos bien marcados, por no decir prácticamente nulos. A eso debemos sumarle que bajo niveles de sonido medios y bajos la calidad del audio será bastante aceptado y ajustada a lo que podríamos esperar en un televisor de estas características.

Sin embargo, una vez que aumentamos el volumen notaremos una pérdida en la calidad del sonido y la aparición de distorsiones en el sonido del televisor. Aquello afecta principalmente cuando queremos ver alguna película o serie con mayor volumen, lo que afectará, principalmente, en la calidad y efectos de sonido.

Software e interfaz

El nuevo Xiaomi Mi TV P1 incorpora el sistema operativo Android TV 10, lo que representa un real acierto en el mercado de los televisores y ante la competencia de la Xiaomi. A eso se suma un procesador MediaTek MT9611, el que cuenta con cuatro núcleos y una GPU Mali G52 MP2. Estas características se vinculan con los 2 GB de RAM con los que cuenta el televisor.

Si bien de Android TV no hay nada nuevo que contar, la experiencia con el sistema es un completo agrado. Una vez encendido el televisor tendremos que iniciar sesión con nuestra cuenta de Google y consigo tendremos acceso a descargar aplicaciones y ajustar nuestro Google Assistent, el que incluso nos permite controlar cosas de la casa.

Pero además de eso encontramos una amplia variedad de aplicaciones disponibles en el televisor, las que además saben incluirse muy bien en el interfaz del sistema. Así, tendemos un espacio para cada aplicación y una corredera del contenido más reciente o del que nos esté ofreciendo la aplicación en el caso de las plataformas de streaming.

Además de eso contamos con tecnología como Chromecast para vincular nuestros dispositivos móviles y consigo poder ver el contenido en la pantalla. Salva ciertas ocasiones en las que se movió lento, el sistema operativo de la Xiaomi Mi TV P1 está a la altura de un televisor gama alta y se nota.

Pero además de Android TV, Xiaomi le incorporó la capa PatchWall, que se trata de una extensión propia de la compañía que permite visualizar y acceder al contenido de otra manera. Lamentablemente el servicio no está disponible para nuestra región por lo que no recibiremos recomendaciones personalizadas. Pero como detalle, la interfaz de la capa de Xiaomi es algo que se agradece, tiene el accesos directos en pantalla para otras fuentes de imagen y rápido acceso al contenido.

Obviamente respecto a esta última característica no nos podemos extender ya que no pudimos probarla en su conjunto. Sin embargo, a simple vista es una plataforma que complemente, y me atrevería a decir reemplaza, a la interfaz y funcionamiento de Android TV.

En cuanto a la conectividad del televisor, tenemos un puerto Ethernet para conectarnos a través de cable. En el caso de las conexiones inalámbricas, contamos con Wifi 2.4 GHz y 5 GHz. Además de Bluetooth.

Control remoto

Ya para ir cerrando este review, aunque una de las cosas fundamentales de todo televisor, vamos a hablar del control remoto. Estéticamente estamos ante un accesorio muy delgado, largo y de bordes redondeados en la parte trasera, lo que da una muy buena sensación de agarre.

En la parte delantera tenemos algunos botones directo, entre ellos a PatchWall y a Google Assistant. Pero además de eso tenemos algunos botones sobre características propias de Android TV. Algo a lo que le eché de menos en este accesorio son controles multimedia, lo que facilitaría las funciones a la hora de estar reproduciendo algún contenido que requiere de acciones como pause o play.

Pero lo más llamativo del control remoto, al menos para mí, es que funciona a través de Bluetooth. Por eso, una vez encendido el televisor tendremos que vincularlo presionando ciertos comandos en un determinado tiempo. Sinceramente en cuanto a experiencia no hay una diferencia llamativa respecto al funcionamiento de un control, lo que sí cambia es que este permite más y mejor alcance. Aunque algunas veces noté una respuesta tardía, eso sí nunca logré distinguir se era por el control o el televisor se trabó ante esos acciones.

Conclusión y disponibilidad

Finalmente, considero que la nueva Xiaomi Mi TV P1 de 55″ me deja una muy buena sensación. Si bien estamos ante un televisor gama media y con ciertas prestaciones bien recatadas, lo que logra son muy buenos resultados. Algunos de los aspectos en los que podemos notar la disminución en los costos de construcción es en sus materiales y la tecnología del panel.

A pesar de aquello, tenemos un televisor con un diseño que no va a ser rupturista ni llamará la atención, pero de todas maneras estamos ante una construcción solida y que cumple con lo que podríamos esperar del televisor. Algo similar ocurre con el panel, si bien se trata de uno de tipo VA y con prestaciones recatadas, considero que Xiaomi igualmente logra dotarlo de un muy buen desempeño.

El aspecto, creo yo, lo encontramos en la brillo y la carencia de algo que impida los reflejos en el televisor. La mezcla de ambas cosas generar una sensación un tanto incómoda ante la presencia de mucha luz, algo que debes considerar si tienes pensado adquirir este televisor. El sistema operativo y el control son cosas que se agradecen y que ponen a la Mi TV P1 a la altura de tv’s mucho más caras.

Ante eso, ¿para quién es este televisor? Considero que estamos ante un televisor que con poco logra muy buenos resultados. Es un dispositivo pensado en clientes que busquen buenas experiencias sin considerar las prestaciones, las que si bien son buenas, no son las mismas que podríamos esperar de un televisor gama alta. Por lo mismo, considero una excelente opción a la nueva Xiaomi Mi TV P1, sus prestaciones y resultados nos entregan una experiencia digna de un tv mucho más caro.

La nueva Xiaomi Mi TV P1 está disponible desde los $329.990 en las principales tiendas de retail del país en su versión de 55″. Obviamente en los tamaños inferiores el precio también disminuirá.

Agradecemos, una vez más, a nuestros amigos de Xiaomi por facilitarnos esta unidad para poder llevarte este review. Ahora es tu turno:

¿Qué te pareció la Xiaomi Mi TV P1?

Ver la nota original: Review Xiaomi Mi TV P1 de 55”
Pisapapeles


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.



Abrir chat
Hola, Bienvenido a Nina FM